Cómo salir de la zona de confortUna de las causas frecuentes por las que un cliente decide iniciar un proceso de coaching es porque se siente estancado a nivel profesional o personal, tiene la sensación de permanecer inmóvil en un punto que no le satisface.

Los sentimientos que acompañan esta sensación de estancamiento son: la tristeza por las expectativas no cumplidas, la frustración por la negatividad acumulada, la interpretación negativa de la realidad y el cansancio.

Un cansancio que puede resultar tan agotador en ciertos momentos que también puede conducir a la pasividad de seguir quieto en ese punto incluso cuando dicha situación es causa de infelicidad. Cada persona necesita un tiempo determinado para tomar impulso, reaccionar y volver a empezar de nuevo.

El primer paso es tomar conciencia de que esta situación de estancamiento produce efectos colaterales ya que el nivel de insatisfacción interior tambén altera la calidad de las relaciones personales y dificulta la concentración en el trabajo. ¿Qué hacer cuando te sientes de este modo?

1. Una de las actitudes habituales cuando el estancamiento se prolonga es la indecisión, la duda de no saber qué hacer. ¿Por qué se potencia esta indecisión? Por la búsqueda de certezas absolutas (es imposible aspirar a este grado de seguridad). Por tanto, toma una decisión.

2. Realiza una escapada de fin de semana para descansar y reponer fuerzas. Este descanso puede ser muy saludable para recargar las pilas, observar la propia vida desde otra perspectiva y reflexionar sobre qué hacer al respecto. Antes de hacer algo en concreto es positivo que te preguntas: ¿Dónde te gustaría estar exactamente? ¿Qué distancia existe entre la situación presente y el estado deseado?

Read More